Los Oscar 2010 tendrán diez nominadas al premio a la Mejor Película. La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas ha anunciado que de las cinco aspirantes que tradicionalmente hay en todas las categorías, en el caso de la de Mejor Película del año las nominadas serán el doble para poder prestar atención a largometrajes que, aunque triunfan en otras categorías, casi nunca aparecen entre los nominados en el apartado principal. Con esta decisión se vuelve al sistema empleado durante las décadas de 1920 y 1930, cuando fueron diez las nominadas. La ceremonia de 1943, donde ‘Casablanca’ recibió el premio a la Mejor Película, fue la última con 10 finalistas. En 1934 y 1935 hubo 12 nominadas. ‘Ampliaremos nuestras redes y al hacer eso, ¿quién sabe qué sucederá?’ señaló a la prensa el presidente de la Academia, Sid Ganis. Una maniobra que busca claramente ampliar el interés del público para que más gente se sienta identificado con los Oscar. De hecho, la Academia ha sido criticada por algunos sectores cinéfilos que la acusaban de centrarse únicamente en intensos dramas dejando de lado otros géneros que arrastran más público a las salas de cine. Ejemplo de esto son cintas como ‘El Caballero Oscuro’‘ o ‘Wall-E’, películas que contaron con el favor del público y buenas críticas, pero que fueron olvidadas por los académicos a la hora de elegir a las nominadas a Mejor Película. Las cifras cantan: entre las candidatas al Oscar a la Mejor Película estaba el drama político ‘El Desafío: Frost contra Nixon’ que recaudó 27 millones en taquilla, mientras que la cinta más taquillera del año,‘El Caballero Oscuro’, cosechó más de 1.000 millones de dólares. Una clara falta de conexión entre quienes eligen a los ganadores de los Oscar y el espectador medio que genera preocupación, sobre todo porque conlleva un descenso de los telespectadores de la gala debido a la ausencia de películas populares entre las nominadas.