Parece ser que Megan Fox no tendrá que soportar sobre sus hombros toda la carga erótica de ‘Transformers 2. La Venganza de los Caídos’. El director Michael Bay ha tenido a bien obsequiar al público con un desnudo frontal e integral de uno de los robots alienígenas. Ya han saltado a la red las primeras críticas sobre la película y una de ellas, la de Nick de Semlyen, redactor de la revista ‘Empire’, revela que en una de las escenas de la cinta uno de los Transformers hace gala de su robótica hombría. Se trata del más colosal de todos, Devastator (un personaje que se forma por una unión de varios robots) que presume de unos también colosales atributos en su entrepierna formados por dos bolas de demolición. La escena en cuestión llega en el tramo final de la cinta, en la batalla final entre los Transformers y los malvados Decepticons. Una lucha que tiene lugar en Egipto, entre las míticas pirámides de la Necrópolis de Giza. Es en éste épico escenario en el que Devastator luce sus atributos cuando sube a una de las pirámides. ‘Mientras avanza pesadamente hasta la cima del coloso, la cámara pasa por su sección central revelando dos enormes y oscilantes bolas de demolición’, relata la crítica. “Michael Bay, el hombre que en la anterior entrega nos enseño una ciber-micción, se ha superado a sí mismo: testículos de Decepticon”, apunta la reseña de ‘Empire’. Una revelación que demuestra que Bay no mentía cuando aseguró que en ‘Transformers 2’ se había cuidado hasta el más mínimo detalle de los robots.