Aunque llegó a su final hace un par de semanas, parece que el videojuego de la serie ha encontrado una nueva oportunidad luego de ser cancelada hace varios meses por Brash Entertainment, una compañía que manejaba licencias de juegos basados en filmes y series.

Según lo informado, la compañía de software Zootfly, que estaba produciendo el juego para Brash, ha decidido financiar el proyecto, por lo que ha firmado un acuerdo con Deep Silver para lanzar el videojuego de en solo tres o cuatro meses.

Al anunciar esta decisión, el CEO de Zootfly, Bostjan Troha, dijo que la cancelación fue una bendición oculta dado que le permitió a los desarrolladores trabajar a profundidad en partes claves del juego y eliminar las malas ideas de que Brash había elegido.

En referencia a la situación de la serie, nadie puede dudar que lanzar un videojuego basado en una serie que ya fue cancelada parece ser una mala idea, pero al parecer los productores del juego no están muy preocupados.