Hollywood se mueve por modas, y cuando algo funciona todos se quieren apuntar al carro del éxito aunque, en la mayoría de los casos, los resultados sean cuanto menos cuestionables cuando sólo se tienen en cuenta propósitos económicos. Ávidos de franquicias y escasos de ideas, los ejecutivos de los grandes estudios se han impuesto como modelo a seguir el reinicio de la saga de Batman de la mano de Christopher Nolan. Así pues, ¿para que buscar fuera lo que ya tienes adentro? Haciendo bueno el dicho de que todo el mundo se merece una segunda oportunidad, el término “reboot” casi es ya una condición básica para sacar adelante cualquier proyecto, y un supuesto intento para hacer las cosas bien con proyectos que por un motivo o otro no llegaron a cuajar. Por ejemplo como en el caso que nos ocupa, ‘Tomb Raider’, para la cual ya preparan lo que sería una precuela en la que nos contarían los orígenes de tan emblemático personaje, otra condición básica para dar a conocer la historia a los fans de la misma y encandilar a nuevas generaciones. No por casualidad a más de uno le habrá venido a la cabeza el nombre de Megan Fox, algo evidente si tenemos en cuenta su condición de “re-emplazo” de la Jolie como fantasía sexual de medio mundo, por lo que el rumor de su posible protagonismo lo dejaremos de lado hasta que no se confirme primero el proyecto. El proyecto ha sido confirmado de manos del productor Dan Lin en declaraciones a About.com, quién de momento tan sólo ha adelantado que el film no tendrá nada que ver con los dos precedentes estrenados hace unos años. Con suerte, estará en lo cierto…